Abogado especialista en derecho sanitario y negligencias médicas
16997
single,single-post,postid-16997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Cómo y cuándo reclamar una negligencia médica - abogado especialista en derecho sanitario Feliu & Sánchez Advocats

¿Cómo y cuándo reclamar una negligencia médica? Nuestro abogado especialista en derecho sanitario responde

Como bien sabe nuestro abogado especialista en derecho sanitario, las demandas por errores médicos o malas praxis son más comunes de lo que pueda parecer y suponen un gran perjuicio para los afectados. Sin embargo, pocos conocen los plazos para reclamar una negligencia médica, por lo que es motivo habitual de consulta en nuestro bufete de abogados en Barcelona. Hoy queremos aclararte todo lo que debes saber: para que denuncies en tiempo y forma y obtengas cuanto antes una indemnización justa.

Antes de nada, debes tener claro que hay un plazo máximo para reclamar una negligencia médica. El error o mala praxis puede conllevar desde importantes lesiones, a enfermedades o incluso la muerte y, en esta última opción, serían los familiares los que deberían encargarse de llevar adelante todo el proceso en los tiempos establecidos. Unos tiempos que varían dependiendo de factores diversos: el grado de daño, el lugar donde se produjo la negligencia, la vía que tomamos para el procedimiento, etc.

La primera pregunta que hay que hacerse es desde cuándo se empiezan a contar esos plazos: es decir, el cómputo inicial o, en lenguaje jurídico, el llamado ‘dies a quo’. En el caso de una lesión, nuestro abogado especialista en negligencias médicas en Barcelona sabe bien que no comenzaría a contarse desde el mismo momento de la negligencia, sino a partir de la fecha en que se sepa con certeza el alcance de las secuelas producidas al paciente. Y es que lo que en un principio puede parecer un daño menor en la salud del afectado, con el tiempo puede devenir en una enfermedad grave que le suponga una merma en su capacidad de llevar una vida normal. De ahí que se deba esperar un tiempo para tomar conciencia del alcance de los perjuicios causados. En el caso de que la mala praxis sanitaria haya causado la muerte, el cómputo inicial se establecerá el mismo día del fallecimiento.

Si hablamos de secuelas, hay que diferenciar, desde el punto de vista jurisprudencial, entre daños permanentes y daños continuados. A los primeros se les aplicaría el ‘dies a quo’ que recogíamos en el párrafo anterior: es decir, a partir del día que se determine el alcance definitivo de las secuelas. Los segundos están pensados para casos muy concretos, como puede ser un contagio por VIH, y el comienzo del plazo para presentar reclamación se puede ir retrasando.

La variable fundamental que nos indicará el tiempo del que disponemos para demandar es el tipo de procedimiento que escogemos. En estos casos, es crucial el asesoramiento de un abogado especialista en derecho sanitario como el que trabaja en Feliu & Sánchez, que determinará la vía ideal para que el litigio se resuelva de la mejor manera posible para el cliente. En este caso, existen tres procedimientos usuales: el administrativo, el civil y el penal. Repasamos cada uno de ellos:

Si escogemos la vía administrativa, el plazo será de un año a contar desde el fallecimiento o, si solo hubiera lesiones, desde que se conoce el alcance definitivo de las secuelas, como indicamos anteriormente. Hay que tener en cuenta que esta opción se emprende solo si el percance ha ocurrido en un centro público o concertado.

Por la vía civil, debemos distinguir cuatro supuestos:

• Si actuamos contra el seguro de responsabilidad de un centro público, el plazo será de un año.

• Si procedemos a litigar contra un médico que hayamos contratado nosotros mismos de forma particular, el plazo es de cinco años según la Ley 42/2015 del 5 de octubre.

• Si reclamamos a un seguro médico privado, también disponemos de cinco años.

• Si lo hacemos contra un seguro médico suscrito a través de MUFACE o ISFAS, el plazo será de un año.

Por último, tenemos el procedimiento penal. Aquí, es importante tener en cuenta que el cómputo inicial empieza con la comisión de la negligencia médica, no cuando se establezca el alcance definitivo de las secuelas. Su plazo viene dado según la naturaleza de lo ocurrido: si es un homicidio por imprudencia grave sería de cuatro años, y si es un delito leve de homicidio sería de un año. Si hubiera un delito de lesiones, el plazo sería el mismo que en el caso anterior: cuatro años para un delito grave de lesiones y uno para el delito leve.

Como se puede apreciar, son muchas las variables y los conceptos que se deben tener en cuenta para saber cómo y cuándo reclamar una negligencia médica, por lo que la mejor idea es que acudas cuanto antes a nuestro abogado especialista en derecho sanitario. Aclarará todas tus dudas y se pondrá a tu disposición para conseguir una indemnización máxima.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies